"Una idea es el producto de una serie de asociaciones, de contagios y de enlaces, anclados habitualmente en la memoria de nuestra experiencia, y producidos muchas veces por mediación de ésta. Allí, probablamente, las ideas no funcionan solas e independientes, sino interconectadas unas con otras y relacionadas entre sí. Y este retículo, esa red de puntos abstractos que retienen lo que es común a miles de representaciones, nos pertenece sólo parcialmente en la medida en que ha sido en parte producida y generada por las relaciones y contactos establecidos con el otro, amigo o enemigo, con el que convivimos física o mentalmente. Y así, cuando uno dice que ha tenido una buena idea, dice, además, sin decirlo, que ello ha sido debido, de algún modo, a la influencia de ese otro con quien ha entrado en relación en algún momento. En consecuencia podríamos decir que una idea es el producto de una serie de asociaciones, de contagios y de enlaces, anclados habitualmente en la memoria de nuestra experiencia, que también es y ha sido en cierto modo, su idea y le invitas así no sólo al descubrimiento de ésta, sino también a cierta participación en el hecho creativo concreto."

 

Texto extraíado del libro:

 El Arte de la performance. elementos de creación

 de Bartolomé Ferrando